Los rostros de la corrupción.

penanieto_javierduarte

Javier Duarte y Enrique Peña Nieto

Según los resultados de una encuesta, publicados recientemente por el periódico El Universal, la corrupción en México está representada -principalmente- por dos rostros: el de Javier Duarte, exgobernador de Veracruz (quien hasta el momento de concluir este artículo seguía en calidad de prófugo de la justicia), y el presidente Enrique Peña Nieto (junto con el actual gobierno)

La encuesta patrocinada por El Universal, y cuyo diseño, recolección y análisis de datos estuvo a cargo de la empresa de consultoría Buendía & Laredo, S.C., señala que cuando se le preguntó a los encuestados “Cuando piensa en casos de corrupción recientes, ¿cuál es el primero que le viene a la mente?”, el 14% se refirió (por su nombre o por el cargo que desempeñó hasta mediados del pasado mes de octubre) a Javier Duarte -quien ahora forma parte de la lista de los más buscados por la PGR-, el 9% al gobierno actual, y el 8% Enrique Peña Nieto.

Si bien es cierto que un 31 por cierto pudiera parecer insuficiente para asegurar que Duarte (el de Veracruz) y Peña -junto con el gobierno- son los referentes de la corrupción en México, también es cierto que el 69 por ciento restante (distribuido entre otras 21 respuestas que incluyen “no sabe” y “no contestó”) no permite identificar (de modo tan contundente) algún otro rostro de la corrupción que impera en México.

Por otra parte, pero en relación al análisis de ese mismo 69% restante, como chihuahuenses es imposible no preguntarse por qué el nombre de César Duarte no aparece en los resultados de la encuesta. Esto, considerando que el negro historial de César Horacio Duarte Jáquez ha trascendido a nivel nacional, y que la metodología de la encuesta (debidamente presentada en la respectiva publicación de El Universal) ofrece elementos que le dan confiabilidad al diseño de la muestra.

Sin duda alguna, en términos generales, la multicitada encuesta deja claro que los mexicanos identifican a Javier Duarte de Ochoa, a Enrique Peña Nieto, y al actual gobierno como los principales representantes de la corrupción; no obstante, también queda claro que dicha encuesta no presenta los nombres correspondientes a otros rostros de la corrupción en México.

César Duarte y Enrique Peña Nieto

César Duarte y Enrique Peña Nieto

Claro está que, ante la duda de por qué el nombre de César Duarte no aparece en los resultados, cabe la posibilidad de que su corrupto y corruptor rostro esté oculto en algunas de las otras respuestas (políticos, exgobernadores, otros, no contestó, etc.); sin embargo, resulta un tanto preocupante que los mexicanos no lo identifiquen, porque eso implica que desconocen o minimizan la grave situación en la que César Duarte dejó a Chihuahua a causa de los presuntos -pero evidentes- actos de corrupción que cometió durante los 6 años que estuvo al frente del Poder Ejecutivo de la entidad.

Pero bueno, independientemente de que la opinión pública -expresada a través de la encuesta- revela que Duarte (el de Chihuahua) no le viene -en primer lugar- a la mente cuando piensa en casos de corrupción recientes, eso no significa que no existen millones de mexicanos, particularmente chihuahuenses, que no sólo les viene -en primer lugar- a la mente César Horacio Duarte Jáquez cuando se habla de corrupción, sino que siguen en espera de que las autoridades por fin hagan lo que les corresponde para llevarlo ante la justicia, y que de una vez por todas empiece a enfrentar las consecuencias de su corruptos y corruptores actos.

En esta ocasión concluyo con lo dicho alguna vez por el economista, historiador, filósofo, y escritor austriaco (de origen judío), Ludwig Von Mises: “La corrupción es un mal inherente a todo gobierno que no está controlado por la opinión pública.”

===============================================================
===============================================================


About this entry