Los resultados de César Horacio Duarte Jáquez.

cesar_duarte_jaquezDurante casi 6 años, el gobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez, se ha dedicado a pregonar los resultados de Chihuahua. Recientemente, el -todavía- mandatario dijo que “Chihuahua tiene resultados, aunque algunos no los quieran ver”, y estamos de acuerdo con ambas cosas; o sea, en que Chihuahua tiene resultados, y en que algunos no lo quieren ver.

Así es. Sorprendentemente, algo de lo dicho por César Duarte es cierto. El “pequeño” detalle, es que lo cierto está en la forma, pero no en el fondo; es decir, si se consideran los resultados del gobierno de César Duarte y quiénes son los que no lo quieren ver, entonces queda claro cuál es la forma y cuál es el fondo del asunto. Dicho en otras palabras; es indiscutible que el sexenio de César Duarte ha dado resultados, pero son muy malos (aunque algunos no lo quieren ver) y para muestras basta un botón (o varios).

Sin duda alguna, el más visible y representativo de los resultados presumidos -en su momento- por Duarte, se materializa en la obra magna de su sexenio (mejor conocida como Vivebús) y que ahora es símbolo de la incompetencia de César Duarte, pero esa es una historia aparte.

Otro de los resultados pregonados por Duarte, es el de la seguridad. En este rubro, según los reportes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Chihuahua no ha dejado de ocupar los primeros lugares (a nivel nacional) en incidencia delictiva del fuero común. Y en el caso particular de homicidios, el viernes 22 de julio César duarte se atrevió a decir que le daría vergüenza entregar al estado lleno de sangre, cuando –de acuerdo a datos del INEGI, publicados el 25 de julio- Chihuahua sigue ocupando el primer lugar en defunciones por homicidio.

En materia de educación, César Duarte también ha presumido una serie de dudosos resultados, y hasta inventó que recibió un reconocimiento por parte de la UNESCO, por los- supuestos- logros educativos en el estado de Chihuahua, pero un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicado en 2015, evidencia el rezago que -en dicha materia- aún existe en Chihuahua.

En cuestión de “empleo”, hay que decir que -según la tasa de empleo- ciertamente Chihuahua ha sido uno de los estados de la república que más avances han tenido en ese aspecto; sin embargo, en la tasa de empleo no se toma en cuenta que según la Organización Internacional del Trabajo, muchos de esos “empleos” en realidad son subempleos porque, además de estar muy mal remunerados, no cumplen con las condiciones requeridas para ser considerados como “pleno empleo”; lo cual es un factor determinante en la concentración del poder económico y político; y por lo tanto, de la creciente desigualdad extrema existe en México (evidenciada por la Oxfam).

Pasando al sector salud, éste no ha sido la excepción en la presunción de resultados por parte de César Duarte, quien no se cansa de decir que la inversión en dicho sector ha sido millonaria, pero se le ha “olvidado” decir que la Auditoría Superior de la Federación ha detectado millonarias irregularidades en el ejercicio de los recursos, y que la OCDE ha señalado que Chihuahua es una de las entidades más rezagadas en materia de salud.

cesar_h_duarte_jaquezY ya que hablamos de irregularidades, hablemos también de los resultados en el combate a la corrupción. Aunque ahí los resultados están más que vistos, es importante considerar que según la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG), durante el sexenio de César Duarte el estado de Chihuahua ha sido líder en prevalencia e incidencia de actos de corrupción, empezando con el propio mandatario quien -evidentemente- es el principal corrupto y corruptor del estado -y del país-.

En fin, el caso es que tal y como -año con año- lo ha venido diciendo César Horacio Duarte Jáquez, los resultados están a la vista; y aunque algunos no lo quieran ver, el pasado 5 de junio se comprobó que la mayoría de los chihuahuenses sí los vieron y actuaron en razonable consecuencia.

En esta ocasión concluyo con lo dicho alguna vez por el periodista y escritor español, Ángel María de Lera:“…es fácil hacer la crítica de lo pasado a la vista de los resultados.”


About this entry