La tirana “Ley Fayad”.

censura_internetAquel Senador que a principios del año pasado dijo que “consultar al pueblo llevaría a la anarquía”, es el mismo que ahora pretende elevar al rango de Ley Federal una iniciativa que convertiría -al momento de ser aprobada- en delincuentes a -prácticamente- todos los usuarios de Internet.

Así es, el senador Omar Fayad vuelve a hacer de las suyas, pero ahora a través de la “Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se Expide la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Informáticos” (Ley Fayad), misma que criminaliza a todo aquel que haga uso del Internet -sin importar el dispositivo que use para ello-.

Queda claro que al senador Fayad no le fue suficiente con ayudar a que -con la aprobación de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTyR) no sólo se violara la propia Constitución, sino que también se violentaran los acuerdos y tratados internacionales en materia de Derechos Humanos; y por supuesto, a la mismísima Declaración Universal de los Derechos Humanos.

También queda claro que la tiranía que el gobierno de Enrique Peña Nieto está ejerciendo con la ayuda de los grupos parlamentarios del PRI en el Congreso de la Unión, no tiene límites. Y es que solo basta con revisar algunos de los artículos de la “Ley Fayad” para darse cuenta que va totalmente en contra de las recomendaciones emitidas por la ONU y la UNESCO en materia de libertad de expresión e Internet, y libertad de información.

Imagen tomada de: Ángulo7

Imagen tomada de: Ángulo7

Pareciera que las “autoridades” mexicanas han olvidado que desde el año 2011, la ONU -en conjunto con otros organismos internacionales– declaró que el acceso a Internet también un Derecho Humano, exhortando a todos los gobiernos a garantizar el acceso a Internet a sus ciudadanos, además de reprobar que los Estados filtren o bloqueen contenidos de la red; por lo que todos aquellos países -miembros de la ONU- que dicen actuar apegados a Derecho, están sujetos a considerar siempre los Derechos Humanos como factor indispensable al momento de legislar.

Al hacer esta Declaración, se resaltó el hecho de que Internet “no sólo permite a los individuos ejercer su derecho de opinión y expresión, sino que también forma parte de sus derechos humanos y promueve el acceso de la sociedad en su conjunto”, acceso que “debe mantenerse especialmente en momentos políticos clave como elecciones, tiempos de intranquilidad social o aniversarios históricos y políticos”. Momentos, que por cierto, se han agravado desde la llegada de Peña Nieto al poder.

“Shhhh…” Por: Rictus.

Al enterarse de la iniciativa del senador Fayad, varias organizaciones civiles comenzaron a manifestarse en contra de ésta. La primera en hacerlo fue la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) al señalar que la iniciativa es tan deficiente en su redacción y conceptos, que parece una mala broma (pero infortunadamente no lo es). Es tan mala, que para ahorrar tiempo la R3D se limitó a exponer (en su portal de Internet) los “10 puntos clave sobre la #LeyFayad, la peor iniciativa de ley sobre Internet en la historia”.

De los puntos expuestos por la R3D, resalta número 4 porque materializa a la perfección lo que sucedería al aprobarse dicha Ley: “Si estás buscando la cuenta de twitter de Omar Fayad para mentarle la madre y exigirle que retire su iniciativa, aquí está: @omarfayad. Es tu derecho. Pero hazlo rápido porque si pasa su ley, hacerlo también te podría convertir en un delincuente” esto, con base a los delitos contemplados en el artículo 21, y que consisten en “acosar”, “hostigar”, “intimidar” o “maltratar” reiteradamente a los usuarios de internet. Dicho artículo, también contempla que los “criminales” que cometan dichos delitos serán castigados con una pena de seis meses a dos años de prisión y multa de cincuenta a ochenta días de salario mínimo vigente.

En fin, ciertamente esta es una de las peores iniciativas legislativas -y la peor sobre libertad de expresión e Internet- que se hayan visto en México; por lo tanto, merece que -en atención a la premisa de que el respeto y la defensa de los derechos humanos es tarea de todos y cada uno de nosotros- la sociedad exija la no aprobación de tan aberrante iniciativa de Ley.

En esta ocasión finalizo con lo dicho alguna vez por el abogado, escritor y político francés, Maximilien Robespierre: “Toda ley que viole los derechos inalienables del hombre es esencialmente injusta y tiránica, no es una ley en absoluto”.

===============================================================
===============================================================


About this entry