El peor de los ciegos.

cegueraDice un viejo y conocido refrán que “no hay peor ciego que el que no quiere ver”, y el gobernador César Duarte es de los que prefiere no ver. El caso de Granjas del Valle, es otra muestra de ello.

César Duarte se ha empeñado en hacernos creer que en Chihuahua ya no hay violencia; sin embargo, lo que desde hace mucho tiempo sucede en la colonia Granjas de Valle demuestra que las autoridades siguen carentes de estrategias básicas en materia de seguridad pública.

Granjas del Valle, es una Colonia del norte de la capital del Estado de Chihuahua. Su perímetro –aproximado- es del Km. 16 al 19 de la carretera Chihuahua-Juárez, y de la misma carretera hasta la Prolongación de Av. de las Industrias.

Es en esa zona, donde de 2009 a la fecha se han encontrado al menos 40 cuerpos sin vida, convirtiéndose así, en un “Valle de la Muerte”.

Granjas del Valle, ha sido el escenario de múltiples hechos violentos relacionados con la delincuencia; entre ellos, el asesinato del hermano de la Ex Procuradora Patricia González en Noviembre de 2010 (tan solo un mes antes de que Duarte asumiera la Gubernatura). El hecho más reciente, es del asesinato de 2 personas (una mujer y un hombre), cuyos cuerpos sin vida fueron localizados el pasado 5 de enero.

Si bien es cierto que no podemos asegurar que todos los homicidios se han cometido en esa zona, sí podemos asegurar -según consta en los medios de comunicación-, que ahí han sido encontrados los cuerpos o los huesos de decenas de personas.

Granjas del Valle no sólo ha sido escenario de asesinatos, ahí también es zona de escondites, asaltos y balaceras, se han encontrado casas de seguridad y vehículos abandonados y/o quemados que en su mayoría han sido usados para cometer actos ilícitos y/o que cuentan con reporte de robo.

Zona de peligroEs así, como la única seguridad que desde hace mucho tiempo hay en ese sector es para los solo para los delincuentes, que aprovechándose de la falta de interés por parte de las autoridades, han hecho del lugar un templo (con cementerio incluido) a la delincuencia, a la violencia y a la impunidad.

Desde Noviembre de 2010, en mi artículo titulado “La escasez de sentido común” ya había señalado que llama poderosamente la atención que el negro historial de hechos delictivos y violentos en Granjas del Valle, no fuera motivo de alerta para las autoridades como para investigar lo que ahí sucede.

Ni el homicidio del hermano de de la ex procuradora Patricia González fue suficiente para que las autoridades se dieran cuenta de que algo muy malo sucede en esa Colonia del norte de la ciudad.

Lo que pasa en Granjas del Valle es un foco rojo se ha mantenido encendido durante casi 6 años sin que ninguna autoridad haya sido capaz de intentar apagarla.

Lo anterior, probablemente se deba a que las autoridades (de altos niveles) nunca hayan puesto los pies en la zona. De haberlos puesto, ya se habrían dado cuenta de que la poca circulación vehicular, la falta de alumbrado público -y de pavimentación- y la nula vigilancia, ha dejado a esa Colonia en el abandono; cosa que ha beneficiado a los delincuentes al haber encontrado el lugar perfecto para hacer de las suyas sin problema alguno.

Granjas del ValleGranjas del Valle ha sido por casi un sexenio un cementerio “clandestino”, y al parecer no hay autoridad que lo haya notado.

El caso es, que los hechos siguen hablando por sí mismos, por lo que urge que las autoridades correspondientes abran los ojos, vigilen constantemente la zona, emprendan una investigación a fondo de lo que sucede en la Colonia Granjas del Valle; pero sobre todo, que ya hagan algo para solucionar el evidente problema de inseguridad en ese sector de la ciudad.

Concluyo en esta ocasión con una lo dicho en alguna ocasión por el filósofo, sociólogo y tratadista español, Jaime Luciano Antonio Balmes: “Ciertos hombres tienen el talento de ver mucho en todo, pero les cabe la desgracia de ver todo lo que no hay, y nada de lo que hay.”


About this entry