█ Fraseario – Blog de opinión █ ▬ Aída María Holguín Baeza ▬

"¡Basta de silencios! ¡Gritad con cien mil lenguas! porque, por haber callado, el mundo está podrido." -Santa Catalina de Siena-

La ausencia de educación

Nuestro país vive en carne propia los efectos de un ejercicio lamentable, ese por el que quienes nos esforzamos por mantener viva la esperanza lo asimilamos como una especie de parto doloroso de una necesaria nueva etapa en la vida nacional; donde seamos capaces, sociedad y gobierno de superar las crisis de seguridad, de la economía y  de credibilidad hacia el poder público en general.

El grueso de las teorías e intenciones de quienes detentan el poder, indican que las acciones preventivas orientadas a la educación de la infancia y adolescencia, así como la atención a la generación de los NiNis, podrían resolver el problema en su conjunto; sin embargo, la realidad es que desde hace tiempo la educación en México ha sufrido un retroceso preocupante.  Y es que basta solo con ver la falta de de interés por parte de muchos de los “educadores” que tienen a su cargo una de las responsabilidades más importantes para que nuestro país tenga un mejor futuro.

En estricto sentido, en manos del docente se encuentra la transmisión de valores, técnicas y conocimientos generales o específicos de la materia que enseña, parte de la función pedagógica del profesor consiste en facilitar el aprendizaje para que el alumno lo alcance de la mejor manera posible. Lamentablemente, si partimos de la seria encomienda que en sus manos tienen los docentes, nos damos cuenta de que en México estamos bastante alejados de contar con suficientes profesores que cumplan con estos requisitos.

Difícil sería describir en este corto espacio, lo que pasa y deja de pasar en las escuelas de los diferentes niveles; por ello, solamente tomaré como ejemplo dos recientes casos de los cuales fui testigo. Aunque se trata de escuelas distintas, ambos casos sucedieron en instituciones primarias – en donde debería comenzar la educación formal de nuestros niños–.

Se acercaba el día de muertos y con ello el tan esperado “puente” que teóricamente suponía que los alumnos no tendrían clases el lunes 1º y el martes 2 de Noviembre.  Como suele suceder, el puente de día de muertos invitaba a prolongar el descanso de los maestros y así sucedió: Un mega-puente de una semana se hizo presente: la semana del 1 al 5 de noviembre los alumnos tuvieron vacaciones de día de muertos.

La otra historia comenzó el jueves 28 de octubre con la celebración de una fiesta de “halloween” en donde los alumnos de primaria fueron parte de este festejo de origen estadounidense.  Una vez concluido el festejo en la escuela, los estudiantes volvieron a sus casas para regresar a la escuela hasta el miércoles 3 de noviembre.  En este caso, los maestros “comprometidos” con la educación de los infantes, decidieron dejarles de tarea todo que deberían aprender en las aulas los días que comprendía este otro mega-puente.  En otras palabras, le endosaron sus obligaciones a los padres de familia.

Los puentes y mega-puentes se han hecho una tradición en el sector educativo de nuestro país, y si a eso le sumamos lo recientemente publicado en Milenio Semanal, en el artículo titulado “El desastre educativo mexicano”, en donde se señala que “las huelgas, la burocracia, un sindicato politizado y sin calidad profesional, escasa inversión, dispendio y alta deserción escolar ante una educación vista como inútil, son elementos de la catástrofe”, pues es fácil entender por qué México está como está.

En teoría, ser profesor implica un compromiso para con nuestro país y la sociedad; la profesión de docente es un honor y privilegio que solo deberían aceptar y desempeñar aquellos que tienen la preparación adecuada y la vocación de educar y enseñar desinteresadamente.  En los hechos, ser profesor –en la mayoría de los casos– significa haber heredado la plaza, ser amigos de la autoridad educativa en turno, tener un trabajo con buenas prestaciones, muchas vacaciones y pocas responsabilidades, o simplemente tener un sueldo y una antigüedad que les permita tener una jubilación asegurada.

Todo esto lo digo con conocimiento de causa; en primer lugar, porque vengo de una familia de profesores de los de antes y porque crecí rodeada de sus compañeros docentes que aunque hoy ya son jubilados, siguen realizando una labor verdaderamente educativa desde diferentes ámbitos.   En segundo lugar, porque actualmente, en las pláticas cotidianas con los amigos, compañeros de trabajo y reuniones familiares, nos damos cuenta de lo que hoy por hoy sucede y deja de suceder en las aulas de los planteles escolares.

Muchos tenemos la fortuna de haber convivido desde pequeños –tanto en la escuela como en el entorno familiar– con profesores “de los de antes”, de esos que contra viento y marea se trasladaban a sus centros de trabajo para cumplir con sus responsabilidad de brindar una verdadera educación y un mejor futuro a sus alumnos, es por eso que resulta triste y decepcionante ver que hoy en día, para muchos “profesores”, educar a los niños y jóvenes no representa un interés público, sino un interés personal.

Bien lo afirmaba el filósofo y matemático griego Pitágoras de Samos: “Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres.”

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Gran parte del problema radica en una persona:

Anuncios

2 comentarios el “La ausencia de educación

  1. Emmanuel Rangel
    12 noviembre, 2010

    Aida “Laecita” Holguin:

    Recién acabo de leer su post, y me preocupa la tendencia actual de culpar a los maestros de lo que pasa en México. Y es que los últimos resultados de las diferentes pruebas internacionales muestran a México como uno de los peores países para ser educado. ¿Comó no culparlos entonces? Pues si se inventan sus días de asueto, tienen tres meses de vacaciones al año, dos aguinaldos de cuarenta y cinco días. Con razón uno de cada cuatro pesos es gastado en educación. Eso si hablamos de los “profes” que se portan bien, porque están los que cobran dos, tres, cuatro y hasta cinco cheques, los que nunca se paran en un aula, los famosos comisionados en el flamante SNTE con “S”, los del cheguevarista CNTE con “C” que se la pasan manifestándose para que el ISSSTE resista, y un larguísimo etcétera. Y de educación laica y gratuita ni hablamos, las escuelas públicas cobran la inscripción (a través de la sociedad de padres, aja), e imparten mas religión que en la escuela dominical de cualquier parroquia de pueblo. Podríamos, fácilmente, hecharle la culpa a los maestros de todo lo malo que está pasando en nuestro México. O, mejor aún, podríamos ser justos y ver mas allá de lo evidente, si, como los thundercats (para mayor información buscar en wikipedia).

    Los maestros, de los que estamos hablando, son empleados del gobierno, es decir, son servidores públicos y sus prestaciones están establecidas en las leyes, y dicho sea de paso, ellos no hacen la leyes, las hacen unos tipejos que se hacen llamar el poder legislativo, que no quiere decir otra cosa sino que hacen leyes pues. Una vez establecido y aclarado este punto, quiero enfatizar sus palabras al mostrarnos el video de la dirigente del SNTE con “S”: “GRAN PARTE DEL PROBLEMA RADICA EN UNA PERSONA”. Y no es que sea esa persona una malvada criatura del mismisimo infierno, suponiendo que existe un infierno, ¡el problema es que hay muchos!. Tratare de explicarme un poco mejor. La Sra. Elba Esther Gordillo no es una maestra (profesora, docente, llámele como quiera), es una política. Un maestro es el que enseña, el que va a diario a un aula, a una escuela, y pone su empeño en esos niños que tanto necesitan de él(ella). Los políticos en cambio pareciera que no fueron a la escuela, viven del engaño al pueblo y de la falsa sonrisa a sus semejantes, los otros políticos.

    Por otro lado, están los padres de familia. Si, aún que Usted no lo crea, los padres de familia tienen mucha culpa en todo esto de la educación fallida en México. Tienen la falsa idea de que sus hijos serán educados en la escuela, después de todo para eso pagan la inscripción, uniformes y útiles escolares. ¿Donde está la falla pues? Pues en que los maestros no están para educar, están para impartir conocimiento, y nada más. Si por algún momento nos cruza la idea de que un maestro educa y enseña es tan solo por el hecho de que nos ha tocado cuando menos un excelente maestro que no se limitó a hacer su trabajo, sino que ademas de enseñarte mil cosas te educó. Tampoco son educadores la televisión, los amigos, las nanas, etcétera. Los educadores son los padres, padre y madre. Pero no, no quieren darse cuenta de eso, ellos prefieren darle la tarea a alguien más, no importa si hay que pagar.

    No me mal interprete, no trato de decir que todos los maestros son unos santos, no, solo opino que son mas los buenos maestros que los malos, y si queremos resolver este asunto tan penoso será hora de poner manos a la obra y ponernos a actuar sobre lo que esta mal, y creo que sería mucho mas fácil si empezamos por arreglar a los políticuchos y la cultura de los padres de familia. ¿Cambiar la cultura? Nunca dije que sería fácil.

    Su Servidor: Emmanuel Rangel

    Me gusta

    • laecita
      12 noviembre, 2010

      Lic. Rangel
      Coincido con usted en su comentario y es por eso en mis artículos siempre hago un llamado a la participación ciudadana. Es importante hacer ciudadanía y dejar de ser solo habitantes.
      En pocas ocasiones recibo comentarios tan amplios y es algo que me agrada porque justo de esto se trata: de exponer las opiniones y ejercer la libre expresión.
      Debo comentarle que es un tanto dificil escribir cuando se nos limita a una sola cuartilla por artículo (algunos medios de comunicación así lo estipulan) y por lo tanto se complica poder exponer muchas cosas sobre el tema que se trata. Incluso en mismo artículo así lo menciono.
      Confieso que la falta de espacio para exponer en su totalidad sobre un tema puede solucionarse con eso de: Parte 1 de X; sin embargo, es algo que en lo personal no me convence porque la gente no siempre lee todas las partes y quizá resulte más complicado sacar conclusiones sobre lo que se dijo.
      La educación y la cultura es un tema bastante amplio y complejo por muchas circunstancias y definitivamente (como también lo digo en el artículo): sociedad y gobierno debemos ser capaces de superar las desafortunadas etapas en las que nuestro país se encuentra gracias a diferentes factores en los que todos tenemos algo que ver.
      en lo particular, nunca he sido partidria de generalizar sobreningun tema y es por eso que siempre lo dejo muy calro en mis artículos, porque habemos de todo en la viña del señor (no todos los profesores son iguales, no todos los políticos son iguales, no todos los servidores publicos son iguales, no todos los mexicanos somos iguales; etc…) sin embargo –y por lo regular– los malos elementos de cada sector son los que unen fuerzas y se organizan y por eso han logrado ganar muchas batallas (a la mala). El día en que todos los buenos se organicen y unan fuerzas…. ese día la historia de México va a dar un giro impresionante y se ganar muchas cosas (a la buena).
      Aún y cuando ya me extendí bastante y en realidad no he dicho mucho, dejo su comentario sin edición alguna como muestra de que en ningun momento he tomado a mal lo que usted expone; al contrario, lo tomo como complemento a lo que mi artículo plantea.
      Lo importante es percisamente esto que está sucediendo: participar, exponer, proponer e incluso exigir, pero siempre respetándonos, porque solo de esa manera es como vamos a salir adelante los mexicanos.
      Le envío un cordial saludo y espero que esta no sea la última vez que intercambiemos opiniones.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 11 noviembre, 2010 por en Autoría de Aída Ma. Holguín Baeza y etiquetada con , , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico.

Visitas al Blog

  • 67,587 desde el 11-Mar-2010

El estado de Chihuahua

La ciudad de Chihuahua