█ Fraseario – Blog de opinión █ ▬ Aída María Holguín Baeza ▬

"¡Basta de silencios! ¡Gritad con cien mil lenguas! porque, por haber callado, el mundo está podrido." -Santa Catalina de Siena-

Mal de muchos…

Ahora resulta que nuestro gobierno se consuela en el desgobierno que –afirma— priva en todo el país.  Definitivamente se ha llegado al punto en que la egolatría del gobierno estatal no permite aceptar que esta sociedad y sus estructuras de poder se encuentran graves; o más bien ya en estado coma.

Y es que ha sido imposible para el Gobernador aceptar las críticas y sobre todo, que es de humanos cometer errores.  Todo parece indicar que el señor Gobernador no es humano porque no ha sido posible, bajo ninguna circunstancia escucharlo aceptar que se han cometido errores y sobre todo omisiones que nos tienen postrados ante la violencia en su máxima expresión.

No se trata de ver quien está igual o peor que nosotros; sino de hacer las cosas mejor que los demás y sobre todo, que todo poder público conlleva una serie de responsabilidades para con la ciudadanía.

En Chihuahua, la evasión de responsabilidades por parte del gobierno estatal se ha convertido en una práctica común y se puede ejemplificar de una manera muy sencilla: haga de cuenta usted que estamos escuchando al inmortal Pedro Infante cantando aquello de “si te vienen a contar cositas malas de mi, manda a todos a volar y diles que yo no fui.”

Es cierto que como él lo dice “el sistema penal de Chihuahua no está vigente en todo el país”; sin embargo, no en todo el país existe la situación que tenemos en Chihuahua.  Los ciudadanos no estamos ciegos ni sordos –aunque pareciera que mudos sí– y sabemos perfectamente bien que nuestro Estado está pasando por la peor situación jamás vivida y que son los delitos del fuero común los que en realidad están alimentando el clima de inseguridad en nuestro estado.

No es cuestión de tiempos electorales; sino de compromiso hacia los gobernados.  Y si quiere meter el tema al contexto electoral (que es nuestra realidad y el momento actual); sería sana la aceptación de los errores y sobre todo, cuando menos el intento de tomar las medidas necesarias para que la ciudadanía siquiera considere la posibilidad de votar por su partido.

Y todavía se atreven a aplaudir el desempeño de la Procuradora: “Es destacable el trabajo que en los últimos días ha realizado la dependencia”… “Patricia González, ha realizado un trabajo destacable en la investigación de delitos de alto impacto”.

En realidad, el trabajo no ha sido destacable ni en los primeros, ni en los últimos, ni en los días de en medio. Además, para la ciudadanía los delitos son delitos y punto; eso del alto, medio y bajo impacto suena como a que en vez de estar representando a los chihuahuenses, creen estar haciendo “aerobics”.

Esta declaración del coordinador de los diputados del PRI es comparable como a atreverse a comprar un boleto para un concierto de Paolo Botti y todavía aplaudirle; sinceramente ignoro si alguien tenga claro que es lo que está procurando la Señora González, pero justicia no es. Entonces por qué habrían de aplaudirle; en todo caso los que tendríamos que aplaudir somos los ciudadanos comunes pero no corrientes, y yo no he visto a nadie que lo haga.

Respecto al nuevo sistema de “injusticia penal”, aún y con su reforma, deja todavía mucho que desear porque la impunidad está a sus niveles más altos; hace falta realizar las adecuaciones necesarias para que funcione como debe de ser.

Basta de tratar de tapar el sol con un dedo y estar volteando para arriba y para abajo para ver si la culpa es de los municipios o de la federación.  Los ciudadanos no deberíamos estar metidos en la dinámica de quién hace y deja de hacer su trabajo; el estado es el que está en el medio de nosotros los ciudadanos, es el eslabón que debe unir y no separar.

En algún momento –esperemos que antes de ver concluida la actual administración— tendrán que asumir su responsabilidad y dejar de buscar culpables y comenzar a cumplir con sus obligaciones como “gobernantes” para que Chihuahua al menos esté en las mismas condiciones de como lo encontraron; solicitar que lo dejen en mejores condiciones ya es mucho pedir.

Cuando podamos salir a la calle como antes, sin temor a ser alcanzados por una bala, a ser secuestrados o robados y dejemos de escuchar a los niños decir que de grandes quieren ser sicarios o narcos; y en lo particular, deje de escuchar a mi sobrina de tan solo 6 años decir que soñó que un sicario nos perseguía; entonces yo seré la primera en aplaudir.

Concluyo con una frase de Juan Pablo II “Hasta que quienes ocupan puestos de responsabilidad no acepten cuestionarse con valentía su modo de administrar el poder y de procurar el bienestar de sus pueblos, será difícil imaginar que se pueda progresar verdaderamente hacia la paz”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 25 abril, 2010 por en Autoría de Aída Ma. Holguín Baeza y etiquetada con , , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico.

Visitas al Blog

  • 67,331 desde el 11-Mar-2010

El estado de Chihuahua

La ciudad de Chihuahua